Datos infragantis

En la parte final del controversial portal infraganti.mx, cita una frase “Política de Privacidad”, que es un link donde se despliega información acerca del trato, que los operadores de esa página – hasta ahorita “desconocidos”-, le darán a los Datos Personales de quienes sean publicados en la plataforma.

 

Desde el principio dice que “infraganti” es responsable de la información, sin mencionar el origen de la misma, la dependencia o nombre/s del o los responsable/s. Posteriormente, sobre la “Finalidad del Tratamiento de los Datos Personales”, enlista una serie de acciones que de inicio causan asombro, porque evidencia que no se tiene conocimiento acerca de las consecuencias de hacer uso de datos personales. Especifica:

La mezcla de redes sociales y nuestros derechos

En una licuadora mezclamos la libertad de expresión, el derecho a la vida privada, el derecho a la no discriminación, el derecho de vivir una vida libre de violencia, el derecho al olvido, los juicios personales, los parámetros morales, los calificativos, los gustos, los razonamientos, las experiencias y, los aderezamos con la publicación masiva y reiterada en redes sociales.

¿A qué sabrá este licuado?, difícil si quiera emitir una respuesta clara representativa de ese batido. Es decir, todavía le agregamos que tenemos el libre albedrío de emitir otra opinión sobre el sabor, si gusto o no, si mejor quitan un ingrediente y agregan otro, si fueron demasiados, si la cantidad de uno provoca el sabor amargo, si falta un picante más, en fin, no terminaríamos si quiera de definir el producto, mucho menos garantizar que cumple con los estándares de calidad para todos los degustadores y aún así, la disputa para establecer los parámetros de medición con lleva manifestaciones diversas. El ser humano, por sí mismo, es complejo.

El derecho de los derechos… la idea de regular internet

El ciberespacio, ese universo tecnológico, donde cada vez más personas transitan, continúa de centro de discusión acerca de su regulación, así es, el debate sobre cómo reglamentar el internet para no afectar derechos de los ciudadanos, vuelve a surgir, tras cuestionar el uso de “periscope” como herramienta de denuncia pública.

No obstante, el internet que dio paso a ese ciberespacio, donde ahora las redes sociales tienen un papel protagónico y de impacto, permiten la libertad de expresarse. Lawrence Lessig, profesor de leyes, en su libro “El código y otras leyes del ciberespacio”, dice que ese lugar se convirtió en el objetivo de las utopías libertarias, podría reinar la libertad sin Estado, situación imposible de crear en el espacio real.

¿Cómo camina el dinero en las oficinas públicas?

Los ciudadanos hemos tenido poca o nula oportunidad en la toma de decisiones sobre los asuntos públicos, la salud, educación, seguridad, transporte público, obras, inversiones y el propio manejo de los recursos públicos, entre otros.

La función ha sido exclusiva de los Gobiernos y el Legislativo. Los primeros, fueron elegidos por votos, construyen su plan de Desarrollo y empiezan a ejecutar; y de los segundos, solo una parte se eligió igual, porque los asientos plurinominales nacieron para nutrir el conocimiento y toma de decisiones sobre la legislación en nuestro país, pero hoy se ha convertido en un silla de poder y hasta de garrote, porque queda a merced de los intereses partidistas.

El recurso público, la pantalla y la realidad

El manejo de los recursos públicos es una comisión dentro de la labor de los funcionarios de Gobierno y sí, una deoc las más importantes. Se espera una correcta ejecución, transparencia y rendición de cuentas. Son cansadas las historias de tanta malversación del erario e inconcebible la certeza, de que se recupere ese dinero.

 

Las nuevas tecnologías permiten crear plataformas para consultar e incluso comentar información sobre el ejercicio del gasto público. No obstante, en los portales de Gobierno su presentación es compleja, complicada su búsqueda, poca evidencia probatoria de lo expuesto y más. Esto provoca un enjambre de datos y engrandece la brecha de una apropiada transparencia y rendición de cuentas.

El fin de los “Bonos Democráticos”

El tiempo de actuar, demostrar y hacer valer cada promesa, llegó. 2016 está colmado de pendientes para el Gobierno de Sonora. Son muchos los ojos vigilantes, cuestionadores y debatientes de cada acción que ejerzan. Permitirlo, aceptarlo e incluso discutirlo, es dar cabida a la participación ciudadana.
Participación ciudadana son dos palabras que en conjunto toman fuerza, sin embargo obtienen valor en la medida que se practique por ambos, sociedad y Gobierno. No basta el castigo para aquellos servidores públicos que hicieron mal su trabajo, sino realmente ser el “parteaguas” en la transición a un Gobierno que verdaderamente garantice el pleno respeto a los derechos humanos, el acceso imponderable a la información pública, la transparencia rebosante en el uso de los recursos públicos, así como la apertura a deliberar con los grupos sociales sobre los asuntos públicos.

Presupuesto y Plan de Sonora 2016, a esperar su correcta aplicación 

Las piezas se terminaron de colocar en posición de inicio. Me refiero a un Presupuesto 2016, aprobado y a un Plan Estatal de Desarrollo (PED) 2016-2021, concluido. Ambos se suman al recurso humano ya posicionado, es decir al gabinete nombrado para este Gobierno del Estado de Sonora.

54.6 mil millones de pesos se planean ejercer en Sonora, el próximo año. Incluye la contratación de una deuda, por 5 mil millones de pesos y la reestructuración de otra por 17 mil millones de pesos. De este punto poco se sabe cómo será la administración, solo que fue necesaria con la justificación de que será para obras.

WWN

WORLD WIDE NEWS

Témoris Grecko

Viajero y periodista / Traveller and journalist

ArsenAll GBS

Growing Business Strategies

La Chiquitita

Travel notes

PalabraForte | Enfoque, motivación y tecnología

Pensar, resolver problemas y mostrar las posibilidades

mi post data

nada en la nada

leticiacuestamadrigal

Journalist y Directora de @SonoraCiudadana mi twitter @leticiacuesta y FB Leticia Cuesta

A %d blogueros les gusta esto: