¿Cómo camina el dinero en las oficinas públicas?

Los ciudadanos hemos tenido poca o nula oportunidad en la toma de decisiones sobre los asuntos públicos, la salud, educación, seguridad, transporte público, obras, inversiones y el propio manejo de los recursos públicos, entre otros.

La función ha sido exclusiva de los Gobiernos y el Legislativo. Los primeros, fueron elegidos por votos, construyen su plan de Desarrollo y empiezan a ejecutar; y de los segundos, solo una parte se eligió igual, porque los asientos plurinominales nacieron para nutrir el conocimiento y toma de decisiones sobre la legislación en nuestro país, pero hoy se ha convertido en un silla de poder y hasta de garrote, porque queda a merced de los intereses partidistas.


Además, entre ellos se califican el trabajo, una muestra es la revisión de las cuentas públicas de los Gobiernos, es decir, el desgloce sobre cómo y en dónde se gastaron el dinero de los ciudadanos, ellos mismos se lo justifican y apenas han dado pasos hacía impartir sanciones.

Estos dos poderes accionan su maquinaria gracias a que poseen ingresos por los impuestos recaudados y con base a ello construyen sus políticas públicas, que en discurso prometen un estado de seguridad, bienestar y progreso para sus habitantes, pero esto se desmorona cuando se necesita construirlo, porque en esa fase intervienen manos y dinero público.

¿Qué pasaría sí se empieza a dar una apertura real sobre la ruta crítica del paso de los dineros dentro de las oficinas públicas?; saber el nombre del servidor público, su puesto y tipo de acceso que tiene en el manejo de los recursos públicos; habría una ventana más para mirar cómo se van cientos, miles, millones y hasta miles de millones de pesos de las arcas públicas, la cuenta receptora, el motivo, la fecha exacta de la erogación, el/los funcionario/s que tuvieron en su poder esos recursos.

Al final, las acciones que se efectúan en los Gobiernos es con dinero público, de lo contrario no pueden dar un paso y mucho menos tomarse fotografías evidenciales de sus obras.

Es como en casa, sino hay dinero no se puede hacer mucho para mejorar su infraestructura o invertir en el crecimiento de sus habitantes, sin embargo, si hay el suficiente recurso, al menos alguna mejoría puede realizarse, de lo contrario, alguien de ese casa lo invierte o lo gasta a beneficio independiente o externo.

De ser un Gobierno verdaderamente transparente, hay mucho por hacer; pues de la palabra pretenden apropiarse, no obstante la acción es un reto que pocos han estado dispuestos a comprender.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

WWN

WORLD WIDE NEWS

Témoris Grecko

Viajero y periodista / Traveller and journalist

ArsenAll GBS

Growing Business Strategies

La Chiquitita

Travel notes

PalabraForte | Enfoque, motivación y tecnología

Pensar, resolver problemas y mostrar las posibilidades

mi post data

reseñas y algo más que cartas

leticiacuestamadrigal

Journalist y Directora de @SonoraCiudadana mi twitter @leticiacuesta y FB Leticia Cuesta

A %d blogueros les gusta esto: